Blogia
EGUBL㋡G

SÉPTIMO MES – Leaving Las Vegas!

Por fin, después de varios meses con nieve, la esperada primavera ha llegado. Hace unas semanas las calles de Saint Paul parecían ríos de agua fresca. Apenas queda nieve ya, se ha derretido casi toda. Para aprovechar el buen tiempo y mi estancia en Estados Unidos, he viajado con mis amigos a la Costa Oeste. Ayer por la tarde llegamos a San Francisco. Así que este artículo os lo escribo, con mucho cariño, desde esta hermosa ciudad.

EL VIAJECITO El pasado jueves 25 volé a Las Vegas con Marga, Yessica y David. En el aeropuerto de Minneapolis nos despedimos de Guillermo (nos vemos pronto amigo). He cogido muchos aviones en mi vida, pero nunca había estado en uno como éste. La mayoría de los pasajeros estaban bebiendo cubatas y muchos estaban borrachos. Lo más divertido fueron las colas para ir al servicio, jeje. En nuestro destino nos encontramos con Juan Diego, Oscar, Maribel, Paula, Rosa, Lidvine y Steven. Alquilamos tres coches y nos dirigimos a nuestro hotel, el Stratosphere. Su gran torre de 350 metros de alturaLas Vegas. En esta torre, aparte de dos observatorios y un restaurante giratorio, se encuentra el parque de atracciones más alto del mundo.

  • El viernes 26 fuimos al Grand Canyon, uno de los paisajes más impresionantes de nuestro planeta. En la carretera hicimos varias paradas, una de ellas fue en la famosa presa Hoover (la recordaréis por la película Superman, la de 1978). Al día siguiente madrugamos para ver amanecer en el Grand Canyon, una experiencia inolvidable. Después nos fuimos al aeropuerto, ya que habíamos contratado un tour en avioneta para ver con otra perspectiva el accidente geográfico. De vuelta a Las Vegas, nos topamos con la operación salida. Si el tráfico en España ya es duro en vacaciones, imaginad en Estados Unidos.
  • El domingo 28 dejamos Las Vegas para coger carretera y manta. No sabíamos dónde íbamos a pasar la siguiente noche. Vimos paisajes que no tenían nada que envidiar a los del Grand Canyon: En el Death Valley, estuvimos en Dante’s View y Zabriskie Point. Nos costó encontrar un sitio para cenar y dormir pero al final lo encontramos en Lone Pine, un pueblo típico del oeste americano.
  • A la mañana siguiente, desayunamos tortillas y bacon en un bar característico de esta zona. Los dueños eran tan adorables que me hice una foto con ellos. Nuestra próxima parada fue el Parque Nacional de Sequoia, donde se encuentran los árboles más grandes del mundo. Opino que todo ser humano debería visitar este lugar, es encantador. Quiero destacar dos imágenes de sitio: una es la foto que me hice con General Sherman (el ser vivo más grande del planeta); la otra es la instantánea que tomé del atardecer (parecía un decorado).
  • De parque a parque y tiro porque me toca. La noche del 29 dormimos en el Parque Nacional de Yosemite, en el típico camping americano. En cada tienda de campaña había un aviso de advertencia: ¡cuidado con los osos! Nos despertamos con el sonido de la lluvia y como no podíamos disfrutar de las vistas, nos subimos a los coches rumbo a San Francisco. En el camino el paisaje cambió por momentos y la meteorología ayudó, ya que hubo un rato que nevó. Por la tarde, llegamos a nuestro destino y antes de devolver los coches al aeropuerto quisimos atravesar el famoso puente Golden Gate, el del logotipo de la compañía de seguros Mafre.

LA PELÍCULA La verdad es que me siento como si estuviera dentro de una película de Hollywood. Ya en 2004, cuando vine a este país por primera vez, me sentí igual. Todas las cosas que veo me recuerdan al séptimo arte. Aunque tengo que decir que no soy un auténtico cinéfilo, reconozco que me gusta bastante el cine. No pude aprovechar mi estancia aquí para poder ver la ceremonia de los Oscars en directo. Fui con Marga y Guillermo a nuestro bar favorito de Saint Paul. Después, con la emoción no podía dormirme y me puse a escribir un artículo para Mister Idea. El premio a la mejor actriz fue para Sandra Bullock por su interpretación en The blind side, película que fui a ver con Rhonda, Greg, Juan Diego, Marga y Guillermo.

EL DEPORTE Con estos dos últimos amigos fui un fin de semana a tirarme en trineo, y así aprovechar la poca nieve que quedaba sin derretirse. Pasamos una buena tarde, nos lo pasamos como enanos. Estoy muy contento de haber encontrado buenos amigos aquí. En cuanto podemos, buscamos cualquier ocasión para reunirnos. Por ejemplo, todos quedaron el miércoles 17 para celebrar San Patrick’s Day. Me supo mal no poder asistir al evento, ya que esa semana estaba examinando a mis alumnos del examen de IB (Bachillerato Internacional).

EL TRABAJO El IB test es como la selectividad para nosotros. Para demostrar su nivel de español, los estudiantes tienen que realizar una presentación oral sobre un tema relacionado con la cultura hispana. Seguidamente nosotros, los profesores, les preguntamos varias cuestiones para ver como se desenvuelven. La conversación se graba y se envía a otros profesores pongan la nota final. Es una prueba muy dura y haber formado parte de ello es un buen punto para mi currículo.

Un día fuimos de excursión a Feed My Starving Children, una ONG que se encarga de empacar comida y enviarla a los países del tercer mundo. En una mañana, mis estudiantes y yo junto a otros voluntarios, conseguimos que 53 niños puedan comer durante un año. Fue una experiencia muy gratificante y un punto positivo para mi currículo solidario.

Siguiendo con el tema culinario, os cuento que un día les enseñe a mis alumnos a hacer Crespells, unas galletas típicas de Mallorca. Y hablando de galletas, una de niña de mi clase me preguntó si quería comprarle una caja de las famosas Girl Scouts. Le compré una, pero estaban tan buenas que al final me he convertido en un adicto y le he comprado más. Además, no me viene mal para mi tipo, que estoy adelgazando mucho en este país y quiero engordar.

EL ALOJAMIENTO Y no es que en mi casa de acogida coma mal. Lo que pasa que en el comedor de la escuela me ponen la misma ración que a un niño, y claro, así no se puede. Por cierto, mi madre de acogida ya vino de Israel. Ya la echaba de menos. Por otro lado, el 19 de marzo fue el día del padre. Y aunque aquí no lo celebran, acabé celebrándolo el día con mi antiguo padre de acogida, Mark. Él es de procedencia irlandesa, así que me llevó a aprender a bailar el típico baile irlandés.

EL ARTE Me encanta hacer actividades con mi familias de acogida. A principios de mes, fui al Museo de Arte Ruso de Minneapolis con mi abuela de acogida (quien es de procedencia rusa) y con unos amigos de la familia (Rob y Anne). La exposición principal recogía obras que representan la vida en los pequeños pueblos del norte de Rusia, en contraste con la dura industrialización de aquella época. Pero sin duda, lo que más me gustó del museo fueron las matryoshkas. No me había dado cuenta antes del valor artístico de la muñeca rusa. Tambien escribí un artículo para Mister Idea.

Bueno gente, os dejo ya, que esta vez me he extendido mucho y San Francisco me está esperando. ¡Hasta la próxima!

Juanjo Buendía Todo bien desde Minesota

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Silvia -

Juanjo! Cuánto tiempo!!
Hacía meses que no entraba por becarios precarios y de repente entro y veo esto!! Me alegro de que te esté yendo bien. No sabes la envidia que me das.
Prometo seguir leyendo.
Un beso enorme!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

juaqo -

Uy, pero si ya terminó el mes...

juaqo -

Jo, Juanjo, se hace tan grande todo que no sé qué comentar, o por dónde empezar. Valdrá con agradecer que te curres tanto los posts, que nos permitas recrear tus meses norteamericanos con tanto lujo de detalles que no haga falta tirar mucho de imaginación.
Ya vi el vídeo de Storyhill que enlazaste desde el Facebook (y ahora estoy escuchando 'Better angels' desde su página). No pude decir nada en Mister Idea por lo que ya te he comentado otras veces: no puedo hacer comentarios (y he probado con varios exploradores, así que el problema quizá sea de la plantilla utilizada en el blog).
Oye, qué canción más triste: tengo la sensación de estar escribiendo una despedida. Bueno, por fin se acaba. Oh, shit, comienza de nuevo. Me callo ya porque no consigo abstrarme de tanta melancolía.
Free hug for you.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres