Blogia

EGUBL㋡G

DÉCIMO MES – I will miss you!

Nunca olvidaré los 9 meses que he pasado en Estados Unidos, al menos eso espero. Será difícil recordar todas las anécdotas; pero este blog, que ha sido mi diario mensual, me ayudará a revivir muchas de aquellas experiencias. Aquí están los artículos que he escrito:

 

Este décimo mes te lo dedico a ti, Papá. Sé que seguías muy de cerca todo lo que hacía. Me han comentado que, cada vez que colgaba textos o fotos en Internet, te emocionabas y te enorgullecías de mí. Aunque no hubiera importado que me lo contasen, yo mismo te veía la cara de felicidad cada fin de semana, cuando quedábamos en Skype.

 

LA ÚLTIMA SEMANA

Tengo poco que decir de mis últimos días en Minnesota. El martes 1 de junio terminé con el Club de español, la actividad extraescolar que impartía en el instituto una vez a la semana. Aquel día fue muy especial: comimos tapas y bebimos refrescos; jugamos a las trabalenguas y adivinanzas; y para concluir otorgué a mis alumnos sus merecidos diplomas.  

 

El miércoles día 2, mi jefa Carmen y yo organizamos una fiesta de despedida para los estudiantes de último curso, quienes terminaban las clases el día 4, una semana antes de que lo hiciesen el resto; no obstante, todos tuvieron su celebración. Carmen y yo cocinamos una paella muy rica y algunos jóvenes trajeron dulces para compartir. Los escolares aprovecharon el tiempo para escribir dedicatorias en los anuarios de sus amigos. El anuario es un libro que resume, a través de una serie de artículos, todo lo que ha pasado en el instituto a lo largo del año académico. Además, incluye las fotos de todos los profesores y alumnos.

 

Mi último día duro fue el jueves 3. El adjetivo duro significa que: trabajaba como profesor de 8:00h a 14:00h; como bibliotecario, de 14:00h a 16:00h; y como monitor de niños latinos, de 16:30h a 21:00h aproximadamente. No me despedí de Janet Knoll, mi jefa en la biblioteca, porque pensé que la vería la siguiente semana. Me pasó lo mismo con mis compañeros y jefes de LCD (Yesica, Lydia, Pablo, Pierre, Claudia, Greg, Concha…), pensé que volvería a verles.  

 

Como de costumbre, el viernes por la noche celebramos el sabbat; en esta ocasión, esta cena judía tuvo como objetivo dar la bienvenida a mi hermano de acogida, quién había regresado de Israel el pasado lunes. Ya te conté que les encantó el menorah (el candelabro judío que les hiciste); cada vez que tienen oportunidad, se lo enseñan a sus amigos.

 

El sábado día 5, tuve mi última clase particular con mi alumno Tim. Le regalé, enmarcada, la foto que nos hicimos el fin de semana anterior en el restaurante Chatterbox, donde solíamos encontrarnos. Después, fui con mi jefa Carmen a mi antigua casa de acogida para celebrar que mi “hermana” Alice se graduaba. Allí también estaban otros estudiantes de último curso y mi otra “hermana”, Anna, a quién conocí el pasado domingo durante el concierto-picnic que organizó su padre Mark. No tuve la ocasión de conocerla antes porque cuando yo viví en su casa, ella estaba estudiando en Chile.  

“Si quieres hacer reír a Dios, cuéntale tus planes”… esta frase me dijo mi jefa Carmen el domingo 6 de junio de 2010. Y es que tenía pensado hacer muchas cosas antes de volver a España: quería asistir a las fiestas de graduación de algunos de mis estudiantes; el viernes 11, iba a celebrar mi última cena judía con mi familia y mis amigos judíos (Philips, Tien, Rob, Ann, Kate, Maggie, Cathy, Deborah…); el lunes 14, tenía la intención de reunirme en el lago Calhoun con el resto de amities para podernos despedir entre nosotros; y el jueves 17, tenía otro viaje apuntado en mi agenda, iba a visitar el Monte Rushmore (donde están esculpidas las caras de cuatro presidentes de Estados Unidos) con mi madre de acogida y su amiga Cathy.

 

Había comprado un billete de avión para volar a Mallorca el día 23 de junio, y de esta forma, pasar juntos el día de mi santo. Sin embargo, tal como me dijo nuestra vecina Magdalena: la sorpresa que tú me diste, no fue tan buena como la que yo te di el día de tu cumpleaños. Siempre recordaré aquella mañana del 15 de febrero: cuando entré en la parcela detrás de mi cómplice Juan, y tú te preguntabas quién sería aquel misterioso hombre de chaqueta y sombrero negros. Cuando descubriste que era yo, no pudiste evitar lucir una dulce sonrisa, mojada por unas saladas lágrimas de alegría.

 

 

Para terminar, te contaré brevemente lo que he hecho este verano. Lo haré por temas, siguiendo el estilo de mi blog:

 

EDUCACIÓN

Me aceptaron en la Universidad Complutense de Madrid para estudiar el Master en Comunicación Social que quería.

 

IDIOMA

Gracias a una beca del Gobierno; la segunda semana de julio, realicé otro curso de inmersión de inglés en la Universidad Internacional Meléndez Pelayo, en Madrid.

 

CULTURA

Fui con Natalia y unos amigos a Pamplona, durante las fiestas de San Fermín. Recuerdo que cada día madrugabas para ver los encierros en la tele.

 

DEPORTE

No te lo vas a creer: la Selección Española de Fútbol ganó el Mundial de Sudáfrica. Yo estuve en Madrid para dar la bienvenida a los jugadores que trajeron la copa a España.

 

RELIGIÓN

El 7 de agosto subí andando desde Es Pont d’Inca Nou hasta el Monasterio de Lluc. Lo logré acompañado de Juan y su cuñado John. Por cierto, el 24 de julio tuvo lugar la boda de Juan y Patricia. Fue un día muy emotivo, en el que todos te echamos mucho en falta.

 

ANIMALES

Nuestra perra Alga también te añora mucho. Estuvo un tiempo sin comer el pienso que le dabas tú, pero ahora ya “aspira” todo.

 

AGRICULTURA

Nos encargamos de sacar adelante todo lo que tenías en la parcela; especialmente, los tomates que sembraste. Los regábamos un día sí y otro no. Hasta que en agosto cayó una tormenta y los estropeó. De todas formas, cogimos bastantes y todos estaban riquísimos.

 

  

Bueno, no se porqué te estoy contando todo esto…. Estoy seguro de que, desde donde estás ahora, puedes seguir perfectamente todos mis pasos.

 

¡Gracias por todo lo que me has dado!

 

Tu hijo ㋡ desde el corazón 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

NOVENO MES - Counting down the days!

Ya estoy contando los días que faltan para volver a casa; y es que echo de menos muchas cosas de mi país: el clima, la comida… pero sobre todo, tengo muchas ganas de ver a mi gente. Además, desde que se fueron Guillermo y Marga, siento que mi etapa aquí se está terminando.

EL AMIGO - En la mañana del domingo 2 de mayo, Marga cogió su vuelo para regresar a España. Ese mismo día por la tarde, Sergio, un amigo de Guillermo, llegaba a Minnesota para pasar unos días con él y, de paso, conocer las Twins Cities. Sí, hacía más de un mes que Guillermo se había ido de Estados Unidos; pero cuando Sergio se enteró de la marcha precipitada de su amigo, ya era demasiado tarde para anular su billete. Así que Guillermo nos pidió el favor de atender a Sergio.

Suele pasar que empiezas a conocer y disfrutar tu ciudad cuando se la tienes que enseñar a alguien. Eso nos pasó a Oscar y a mí cuando le enseñamos Minneapolis y Saint Paul a Sergio. Estuvimos en el nuevo estadio de baseball de los Twins, visitamos el Minnesota History Center y cenamos en el Mickey’s Diner (el típico bar instalado en un viejo vagón de tren).

EL DEPORTE - Un día, Sergio y yo decidimos dar un paseo en bicicleta alrededor del río Misisipi. Fuimos hasta las Cataratas de Minnehaha, otro de los lugares que desde hace meses quería visitar. En mi opinión, uno de los rincones más bonitos que tiene Minnesota.

A mediados de mayo, practiqué golf con Mark, mi padre de acogida. Eso sí, antes de empezar me tuvo que dar unas lecciones básicas, ya que mi experiencia en este deporte se reducía a un par de partidas en un minigolf de Mallorca. La verdad es que fue duro ver como un niño de 3 o 4 años tenía mejor swing que yo.

EL CONCIERTO - Por cierto, ¿sabíais que mi padre de acogida canta en un grupo de música folclórica? La banda se llama The Eddies y está compuesta por: Phil Platt, Chuck Lentz, Tom Welna, Paul Martin y Mark Richardson. Cada año organizan un picnic (con concierto incluido) para todos sus amigos y familiares. Yo llegué cuando ya habían empezado, y es que aquel 30 de mayo tuve otro evento al que no podía faltar: la fiesta de cumpleaños de mi amiga Maggie. Allí pude disfrutar de unos deliciosos pastelitos.



The Eddies actuaron en un parque a las orillas del Misisipi. El ambiente era idílico. Desgraciadamente, las voces de nuestros artistas estuvieron acompañadas por el sonido de unos truenos. Y como suele pasar en las películas, en pocos minutos una fuerte tormenta hizo que casi 300 personas se refugiasen bajo un porche de apenas 100 m2. El diluvio se fue y nos recompensó con un atardecer tan precioso que parecía un decorado artificial. A lo largo de mi estancia en Minnesota he visto el río de color azul, verde, incluso blanco (cuando estuvo congelado), pero nunca lo había visto de color rojo y morado.



LOS ANIMALES - Después de la puesta de sol, el parque se quedó practicamente a oscuras. Yo me quedé para echar una mano al grupo y así poder recoger todo antes de que se hiciera más de noche. En uno de los viajes que hice al coche para llevar cosas tropecé con algo. Me tuve que acercar para ver que se trataba de una rana del tamaño de un puño.  

No fue el único encuentro inesperado que tuve con un animal este mes. A la semana siguiente, estaba dando un paseo en bicicleta con mi familia de acogida y, de repente, se nos cruzó un mapache en el camino. La verdad es que en Minnesota he visto animales que nunca había visto, tales como: un zorro, unos ciervos y el otro día vi un robin (sí, el compañero de Batman utiliza este pájaro como símbolo).



EL DESFILE - Con Mark también fui al desfile de May Day. Desde 1975, los minesotanos salen a la calle el primer domingo de mayo para celebrar el final del largo invierno. Es un evento muy relacionado con el arte, en el que los participantes lucen sus disfraces caseros para el disfrute de los asistentes.

Otra actividad primaveral muy típica en Estados Unidos son los Garage Sales (Ventas de garaje). Algunos vecinos abren las puertas de su cochera para deshacerse de aquellas cosas que ya no les son útiles y, de paso, obtener algunos ingresos extra. Yo me compré: una bandera americana (me costó sólo 30 centimos); Buddy, el muñeco protagonista de la película Toy Story; y Superman IV, la última entrega de la saga de Christopher Reeve que no llegó a España.



LA FAMILIA - A mi madre de acogida le encanta los Garage Sales. A propósito, el segundo domingo de mayo se celebra aquí el día de la madre. Para celebrarlo, invité a Beth y su madre Charlotte a mi restaurante favorito en Minnesota: Chatterbox. Ari, mi hermano de acogida, no estuvo con nosotros porque todavía no había regresado de Israel. Él ha llegado hoy.

LOS MUSICALES - En mayo, Beth nos llevó a Charlotte y a mí a ver dos musicales: My fare lady, que tuvo lugar en el centro de la comunidad judía de Saint Paul (Jewish Community Center); y South Pacific, en el Ordway Center for the Performing Arts (uno de los teatros más importantes de la capital).

Beth también me llevó a ver una obra de teatro improvisacional titulada Nothing On. Ninguno de los actores era mayor de edad porque forman parte del Central Touring Theatre, un grupo de estudiantes pertenecientes a Central, uno de los dos institutos de secundaria más importantes de Saint Paul.

EL TRABAJO - Highland Park es el otro instituto, donde trabajo yo. Aunque eso de trabajar... últimamente yo diría jugar. Como ya hemos terminado con el programa lectivo y hace una temperatura estupenda... Lo que hacemos es ir afuera y les enseño juegos de mi infancia. Por ejemplo, a los chavales les encanta el "AEIOU". De esta forma, aprenden de una manera diferente a pronunciar bien las vocales.

Me depido con algunas fotos que saqué este mes. Espero que os gusten.

Juanjo Buendía ㋡ desde Minnesota 

OCTAVO MES - If you’re going to San Francisco…

Tal como dice Scott  Mckenzie en su famosa canción: “si vas a ir a San Francisco, asegúrate de llevar algunas flores en tu cabello”. Yo no lo hice, y no fue por la falta de flores; por fin, después de varios meses de nieve, la esperada primavera ha llegado y ahora todo está repleto de tulipanes, amapolas, margaritas, etc. Hablando de esta última flor, casualmente fue mi amiga Marga quien cantó dicha canción en el momento que entrábamos en esta hermosa ciudad.

EL VIAJECITO
Fue allí desde donde redacté mi séptimo mes. Lo último que os conté sobre mi viaje fue que cruzamos en coche el Golden Gate. Pues bien, cuando estuvimos al otro lado de este emblemático puente, pudimos disfrutar de las impresionantes vistas de la bahía de San Francisco. Uno de los lugares que se apreciaban desde aquel mirador era la célebre Isla de Alcatraz, donde se encuentra la que fue la prisión más segura de Estados Unidos. Mis amigos y yo la vistamos unos días después y nos emocionamos un poco recordando las películas que se habían rodado allí. Mis favoritas son: La Roca, Homicidio en primer grado y Escape de Alcatraz.



Después de estar en la cárcel, nuestras vidas ya no fueron lo mismo. El grupo se separó: Marga, Yesica, Lidvine y Rosa se fueron a Los Ángeles; David, a Portland; Juan Diego y Oscar, a San Diego; y el resto regresó a Minneapolis. Yo decidí quedarme unos días más en San Francisco y visitar a mi amiga Varinia, una estudiante americana que conocí en Bilbao en  mi segundo año de carrera. Ella me llevó a Castro (el barrio gay) y a Lombard Street, la calle más original de San Francisco. Un día fuimos a Chinatown y al barrio hippie con Joaquín, un chico muy simpático que conocí en el hostal donde me alojé. También dormí en la casa de Varinia durante un par de días. Me sentí como un miembro más de su familia.

Sacramento
Antes de irme del Estado de California visité su capital, Sacramento. Allí vive, el que fue mi primer compañero de cuarto en la universidad, Greg y su esposa Sonya. Con ellos fui a ver la parte vieja de la ciudad. Mi padre hubiera disfrutado, ya que fue como estar dentro de una película del Oeste. Sólo que, en lugar de caballos habían automóviles. Y hablando del séptimo arte… Estuve en la puerta del despacho del gobernador Arnold Swacheneger.

Seattle y Vancouver
Cuando le conté a Greg que mi próximo destino era Seattle, enseguida me dijo que allí vivía nuestra amiga Kendra, otra estudiante americana que conocí en Bilbao en  mi primer año de carrera. En cuanto pude me puse en contacto con ella para poder tomar, al menos, un café. Y así lo hicimos. El resto del tiempo estuve con mi amigo Dave, otro estudiante americano que conocí en Bilbao, jeje, a él lo conocí en mi tercer año de carrera. Para poner la guinda a este viaje, pasé un día en Vancouver (Canadá) con Dave y su novia Suzi. Nunca había salido y entrado en un País para tan poco tiempo.

EL DEPORTE

Por cierto, cuando estuve en Vancouver todavía pude respirar el ambiente de las recientes Olimpiadas de Invierno. Me gustó mucho el diseño de la antorcha olímpica. Pero volviendo a la actualidad, y como ya he dicho anteriormente: la primavera ha llegado y, con ella, los deportes de esta agradable temporada (béisbol, golf...). Yo no practico ninguno de ellos, pero sí he vuelto a coger la bicicleta para ir al trabajo.

EL TRABAJO
Hablando de curro… ¿Recordáis que una vez al mes debía cuidar a un grupo niños latinos? Pues bien, el LCD me ha contratado para realizar el mismo trabajo todos los miércoles hasta la primera semana de junio. La verdad, prefiero a mis estudiantes de Educación Secundaria que a los de Primaria. Son buenos chicos, pero tienen demasiada energía, jeje. Suerte que tengo unos buenos compañeros y unos jefes estupendos. Una de nuestras jefas, Lydia, organizó una cena en su casa para despedir a Guillermo y Marga. Lastima que él no pudo asistir a la fiesta. Desde mi blog os mando un fuerte abrazo para los dos. Medio para cada uno (aunque ya sé, Guille, que tienes el brazo mejor).

LA CONFERENCIA
Concha, una de mis compañeras en LCD, me informó de una conferencia que iba a tener lugar en la Universidad de Minnesota sobre las victimas que hubo durante la Guerra Civil Española y el Franquismo. Como tenía que explicar este tema a mis alumnos no dudé en asistir para recopilar información para mi Power Point. La verdad es que fue muy interesante. Quién me iba a decir que yo iba a aprender cosas sobre mi país en otro país.

EL TEATRO
Una de las primeras victimas de la Guerra Civil Española fue Federico García Lorca. El pasado 23 de abril (Casualmente el día del libro y un día antes de la conferencia), fui con mis estudiantes al teatro para ver La Casa de Bernalda Alba. Fue la última obra de Lorca: el 19 de junio de 1936, terminó de escribirla; el 18 de julio, empezó la guerra; y el 19 de agosto, lo fusilaron. No quiero ni imaginar las obras que podría haber publicado si no lo hubieran asesinado. Y no me refiero sólo a la literatura, ya que aparte de escritor, Lorca fue un excelente pintor y un buen músico. Muchos piensan que él mismo era una obra de arte.

EL ARTE
Cuando estuve en Seattle visité el SAM (no, no es otro estudiante americano que conocí en Bilbao, es el Museo de Arte de Seattle). Pude disfrutar de arte estadounidense, asiático, europeo, africano y amerindio de la costa noroeste. La obra que más me gustó fue la de Eric Adjetey, propietario de un taller de ataúdes muy peculiares en Ghana. Tal vez recordéis el anuncio de Aquarius.

EL CONCIERTO
Para terminar os cuento que, también en Seattle, fui a un concierto de Rock Independiente. Podéis leer más sobre ello en Mister Idea. En dicho blog también encontraréis los artículos que escribí sobre la actuación de la clarinetista neoyorquina Anat Cohen y el concierto del dueto de música folclórica americana Story Hill. Con este video, que grabé en la presentación del nuevo CD de este último grupo, me despido hasta el próximo mes.



¡Hasta pronto!

Juanjo Buendía desde Minnesota

SÉPTIMO MES – Leaving Las Vegas!

Por fin, después de varios meses con nieve, la esperada primavera ha llegado. Hace unas semanas las calles de Saint Paul parecían ríos de agua fresca. Apenas queda nieve ya, se ha derretido casi toda. Para aprovechar el buen tiempo y mi estancia en Estados Unidos, he viajado con mis amigos a la Costa Oeste. Ayer por la tarde llegamos a San Francisco. Así que este artículo os lo escribo, con mucho cariño, desde esta hermosa ciudad.

EL VIAJECITO El pasado jueves 25 volé a Las Vegas con Marga, Yessica y David. En el aeropuerto de Minneapolis nos despedimos de Guillermo (nos vemos pronto amigo). He cogido muchos aviones en mi vida, pero nunca había estado en uno como éste. La mayoría de los pasajeros estaban bebiendo cubatas y muchos estaban borrachos. Lo más divertido fueron las colas para ir al servicio, jeje. En nuestro destino nos encontramos con Juan Diego, Oscar, Maribel, Paula, Rosa, Lidvine y Steven. Alquilamos tres coches y nos dirigimos a nuestro hotel, el Stratosphere. Su gran torre de 350 metros de alturaLas Vegas. En esta torre, aparte de dos observatorios y un restaurante giratorio, se encuentra el parque de atracciones más alto del mundo.

  • El viernes 26 fuimos al Grand Canyon, uno de los paisajes más impresionantes de nuestro planeta. En la carretera hicimos varias paradas, una de ellas fue en la famosa presa Hoover (la recordaréis por la película Superman, la de 1978). Al día siguiente madrugamos para ver amanecer en el Grand Canyon, una experiencia inolvidable. Después nos fuimos al aeropuerto, ya que habíamos contratado un tour en avioneta para ver con otra perspectiva el accidente geográfico. De vuelta a Las Vegas, nos topamos con la operación salida. Si el tráfico en España ya es duro en vacaciones, imaginad en Estados Unidos.
  • El domingo 28 dejamos Las Vegas para coger carretera y manta. No sabíamos dónde íbamos a pasar la siguiente noche. Vimos paisajes que no tenían nada que envidiar a los del Grand Canyon: En el Death Valley, estuvimos en Dante’s View y Zabriskie Point. Nos costó encontrar un sitio para cenar y dormir pero al final lo encontramos en Lone Pine, un pueblo típico del oeste americano.
  • A la mañana siguiente, desayunamos tortillas y bacon en un bar característico de esta zona. Los dueños eran tan adorables que me hice una foto con ellos. Nuestra próxima parada fue el Parque Nacional de Sequoia, donde se encuentran los árboles más grandes del mundo. Opino que todo ser humano debería visitar este lugar, es encantador. Quiero destacar dos imágenes de sitio: una es la foto que me hice con General Sherman (el ser vivo más grande del planeta); la otra es la instantánea que tomé del atardecer (parecía un decorado).
  • De parque a parque y tiro porque me toca. La noche del 29 dormimos en el Parque Nacional de Yosemite, en el típico camping americano. En cada tienda de campaña había un aviso de advertencia: ¡cuidado con los osos! Nos despertamos con el sonido de la lluvia y como no podíamos disfrutar de las vistas, nos subimos a los coches rumbo a San Francisco. En el camino el paisaje cambió por momentos y la meteorología ayudó, ya que hubo un rato que nevó. Por la tarde, llegamos a nuestro destino y antes de devolver los coches al aeropuerto quisimos atravesar el famoso puente Golden Gate, el del logotipo de la compañía de seguros Mafre.

LA PELÍCULA La verdad es que me siento como si estuviera dentro de una película de Hollywood. Ya en 2004, cuando vine a este país por primera vez, me sentí igual. Todas las cosas que veo me recuerdan al séptimo arte. Aunque tengo que decir que no soy un auténtico cinéfilo, reconozco que me gusta bastante el cine. No pude aprovechar mi estancia aquí para poder ver la ceremonia de los Oscars en directo. Fui con Marga y Guillermo a nuestro bar favorito de Saint Paul. Después, con la emoción no podía dormirme y me puse a escribir un artículo para Mister Idea. El premio a la mejor actriz fue para Sandra Bullock por su interpretación en The blind side, película que fui a ver con Rhonda, Greg, Juan Diego, Marga y Guillermo.

EL DEPORTE Con estos dos últimos amigos fui un fin de semana a tirarme en trineo, y así aprovechar la poca nieve que quedaba sin derretirse. Pasamos una buena tarde, nos lo pasamos como enanos. Estoy muy contento de haber encontrado buenos amigos aquí. En cuanto podemos, buscamos cualquier ocasión para reunirnos. Por ejemplo, todos quedaron el miércoles 17 para celebrar San Patrick’s Day. Me supo mal no poder asistir al evento, ya que esa semana estaba examinando a mis alumnos del examen de IB (Bachillerato Internacional).

EL TRABAJO El IB test es como la selectividad para nosotros. Para demostrar su nivel de español, los estudiantes tienen que realizar una presentación oral sobre un tema relacionado con la cultura hispana. Seguidamente nosotros, los profesores, les preguntamos varias cuestiones para ver como se desenvuelven. La conversación se graba y se envía a otros profesores pongan la nota final. Es una prueba muy dura y haber formado parte de ello es un buen punto para mi currículo.

Un día fuimos de excursión a Feed My Starving Children, una ONG que se encarga de empacar comida y enviarla a los países del tercer mundo. En una mañana, mis estudiantes y yo junto a otros voluntarios, conseguimos que 53 niños puedan comer durante un año. Fue una experiencia muy gratificante y un punto positivo para mi currículo solidario.

Siguiendo con el tema culinario, os cuento que un día les enseñe a mis alumnos a hacer Crespells, unas galletas típicas de Mallorca. Y hablando de galletas, una de niña de mi clase me preguntó si quería comprarle una caja de las famosas Girl Scouts. Le compré una, pero estaban tan buenas que al final me he convertido en un adicto y le he comprado más. Además, no me viene mal para mi tipo, que estoy adelgazando mucho en este país y quiero engordar.

EL ALOJAMIENTO Y no es que en mi casa de acogida coma mal. Lo que pasa que en el comedor de la escuela me ponen la misma ración que a un niño, y claro, así no se puede. Por cierto, mi madre de acogida ya vino de Israel. Ya la echaba de menos. Por otro lado, el 19 de marzo fue el día del padre. Y aunque aquí no lo celebran, acabé celebrándolo el día con mi antiguo padre de acogida, Mark. Él es de procedencia irlandesa, así que me llevó a aprender a bailar el típico baile irlandés.

EL ARTE Me encanta hacer actividades con mi familias de acogida. A principios de mes, fui al Museo de Arte Ruso de Minneapolis con mi abuela de acogida (quien es de procedencia rusa) y con unos amigos de la familia (Rob y Anne). La exposición principal recogía obras que representan la vida en los pequeños pueblos del norte de Rusia, en contraste con la dura industrialización de aquella época. Pero sin duda, lo que más me gustó del museo fueron las matryoshkas. No me había dado cuenta antes del valor artístico de la muñeca rusa. Tambien escribí un artículo para Mister Idea.

Bueno gente, os dejo ya, que esta vez me he extendido mucho y San Francisco me está esperando. ¡Hasta la próxima!

Juanjo Buendía Todo bien desde Minesota

SEXTO MES - Spain is different!

A mediados de febrero estuve en España. Sí, en la capital y en Palma. Siento no haber avisado, pero era una sorpresa para mi familia y sólo necesitaba un par de cómplices. No era plan de publicarlo. Además, iba a estar pocos días y pensé que no tendría tiempo para ver a mucha gente. Sin embargo, uno de mis compinches me descubrió y comunicó la noticia a unos amigos míos… quienes me sorprendieron en pleno centro de Madrid. Así que me acordé del dicho popular “fui a por lana y salí trasquilado”.

EL VIAJECITO
Tuve mucha suerte porque encontré un vuelo de ida y vuelta, con escala en Chicago, por sólo cuatrocientos y pico euros. Además, en la ida coincidí con el artista Javier Calvo, de la serie Física o Química. Intercambié unas palabras con él y me pareció un chico muy amable. De la estancia en mi país natal sólo decir que fue una semana inolvidable, tanto para mí, como para mis seres queridos. El tiempo pasó demasiado rápido, fue como un sueño. En el vuelo de vuelta coincidí con la policía de aduana de ambos países. No me parecieron tan agradables como el joven actor, ya que me inspeccionaron hasta los dientes.



Estuvieron tanto tiempo revisando mi visado, que casi pierdo mi avión a Minneapolis. Recordé otra vez la película Solo en casa 2 (véase cuarto mes), donde la familia de Kevin (Macaulay Culkin) corre por los pasillos del aeropuerto de Chicago.

EL ALOJAMIENTO
Seguimos con los viajes. Si en enero mi hermano de acogida se fue a Israel con una especie de programa de intercambio cultural; este mes ha sido su madre la que se ha ido al mismo lugar para visitarle. Así que ahora, estoy viviendo sólo con la abuela y Otis, sí, el perrito. El cual tengo que sacar a pasear todos los días… Bueno, más bien, me saca él a mí. De todas maneras, no me puedo quejar porque ahora está empezando a hacer buen tiempo. Ya puedo oler la primavera.

EL DEPORTE
No obstante, no me puedo quejar del clima que hemos tenido, ya que me ha permitido practicar deportes que nunca había experimentado en mis 27 añazos. a Principios de mes, fui a patinar sobre hielo con mis antiguos padres de acogida. Los Richardson se sintieron muy orgullosos de mi y me dieron la “enhorabuena” por no haberme caído ni una sola vez. En mi opinión, es muy parecido a patinar sobre ruedas, y que conste que no fue fácil, ya que dejé de hacerlo, por lo menos, hace una década.



¿Sabéis lo qué es el Snow tubing? Es otro arriesgado, pero divertido, deporte que he practicado este mes de febrero. Imaginad un donut gigante o una rueda de neumático, como lo queráis llamar. Después pensad en una gran montaña de nieve… como si fuera una pista de esquí. ¿Lo tenéis? Bien, ahora unid las dos cosas. El resultado os lo digo yo: Mucha velocidad. 



EL TRANSPORTE

Con menos velocidad a la del Snow tubing, he conducido el coche que me ha dejado la familia de acogida. Hasta hace poco he tenido que ir a 15 kilómetros por hora, ya que todo el pavimento estaba repleto de nieve. Y claro, como no se permiten poner cadenas a las ruedas… es increíble como los automóviles se deslizan sobre las calles. Nunca he navegado un barco, pero supongo que debe ser una sensación muy parecida.  

EL TRABAJO
No recuerdo si os comenté la fiesta que se celebró en mi instituto para la inauguración del curso académico. El evento tuvo lugar en la cancha de baloncesto y se pudo disfrutar de diferentes espectáculos: la elección del rey y la reina del año, el tradicional baile de las Cheers leaders, etc. Hace unos días hemos tenido otro Pep Fest, como lo llaman aquí. Cada día estoy más convencido de estar trabajando en el típico instituto norteamericano. Esto es igual que en las películas de Hollywood.  



EL CONCIERTO
Y continuamos con espectáculos... A principios de este mes fui con mi madre de acogida al concierto que Mavis Staples ofreció en Minneapolis. Fue todo un privilegio escuchar en directo una de las voces que acompañaron a Martin Luther King en su lucha por los derechos civiles. La cantante interpretó sus temas más exitosos: "Down In Mississippi", "Wade In The Water", "I’ll Take You There"... Hay gente que la compara con Aretha Franklin ("Say A Little Prayer"). A mí particularmente me recordó a Roberta Flack ("Killing Me Softly with His Song"), en su actuación que realizó en Mallorca, la cual me tocó cubrir aquel verano de 2006.



Como el periodista que llevo dentro siempre va conmigo, no pude evitar tomar algunas fotos durante el show. Incluso grabé un video y lo edité. Después, mi trabajo tuvo su pequeña repercusión

¡Nos vemos en primavera!

Juanjo Buendía Guiño desde Minnesota

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

QUINTO MES - Happy Birthday to me!

Como muchos sabéis, el día 28 cumplí 27 años. Fue mi primer cumpleaños fuera de España. La verdad es que he echado mucha gente en falta. A ver si en 2011 puedo celebrar con vosotros el “Golden Birthday”, como lo llaman aquí. Es decir, cuando el número de años que cumples es la misma cifra que el día de tu cumpleaños. Os parecerá una tontería, pero desde que era niño siempre pensé en el día que cumpliese 28 el día 28. Antes veía esa fecha tan lejana y ahora me parece que está a la vuelta de la esquina.

LA FIESTA
El día 27 también fue el cumpleaños de mi jefa Rhonda y decidimos hacer una fiesta conjunta el viernes 29 en su casa. Entre compañeros de trabajo, amities y familia de acogida, en total fuimos unas 25 personas. La verdad es que lo pasamos muy bien. Hasta fuimos a un karaoke latino y cantamos canciones españolas.

EL DEPORTE

Lo del karaoke no fue lo único especial que hice en mi cumpleaños. El mismo 28 de enero mi madre de acogida me llevó a una bolera. Nos acompañaron las margaritas, Maggie una amiga de mi madre de acogida y mi amiga Marga. Era la cuarta vez que jugaba a los bolos, pero está vez me sentí algo especial, como si estuviera dentro de una película de Hollywood (Por ejemplo: El gran Lebowski). De repente, un chico que estaba jugando en la pista de al lado, se acercó para invitarme a una cerveza y desearme un ¡Happy birthday! La verdad es que me sorprendió y les expliqué a mi madre de acogida y a su amiga que, desgraciadamente, estas cosas no pasan en España.

EL TRABAJO
También celebré mi cumpleaños en el instituto. Compré galletas de diferentes sabores para invitar a mis estudiantes, los cuales me cantaron feliz cumpleaños en inglés y en español, pero no la versión de España. Aquí podéis escuchar la que me cantaron. Además, mi jefa Carmen trajo un pastel muy rico. Una niña trajo galletas hechas por ella, y un niño de mi Club de español me dijo que me hará una sweet potato pie para el próximo día que tengamos esta actividad extraescolar. Me hizo feliz, ya que en Estados Unidos he descubierto que adoro el sabor del boniato (sweet potato).

Durante todo el día, centenas de estudiantes me felicitaron, incluso en repetidas ocasiones. Por ejemplo, varios niños me decían ¡Feliz cumpleaños! Cuando se cruzaban conmigo en el pasillo. Aún habiéndome felicitado antes en clase. Me llamó la atención que les hiciese ilusión felicitarme en español. En el grupo de la primera hora, una alumna me hizo un retrato al estilo Manga (ver foto arriba). 

EL ALOJAMIENTO

El único alumno que eché en falta fue mi hermano de acogida, ya que se ha ido como estudiante de intercambio a Israel. Volverá en junio, unas semanas antes de que yo me vuelva a España. Hasta entonces, viviré con la abuela, la madre y el perrito Otis.

EL TRANSPORTE
Hoy mi madre de acogida me ha enseñado a conducir con nieve, ya que a partir de ahora, cogeré el coche de mi hermano para ir al trabajo u otros lugares a los que necesite ir. Una de las cosas malas de este país es el transporte público. La industria automovilística acabó con la ferroviaria hace años y los autobuses tienen unas combinaciones horribles.

EL VIAJECITO
Hablando de transporte, se me olvidaba contaros la parte de mi viaje navideño que pertenece a enero. El primer día del año fui con Natalia a Boston, una de las ciudades más bonitas e históricas de Estados Unidos. Estuvimos en Harvard y vimos la estatua de las tres mentiras. Para saber cuáles son debéis ir allí (bueno, podéis utilizar Internet, pero yo os recomiendo lo primero). Un día fuimos a Salem, la ciudad de las brujas. Es un lugar muy bonito, lo malo fue que los museos no estaban abiertos porque era lunes, el día que suelen cerrar los museos en Estados Unidos.

El día 5 regresamos a Nueva York porque el día 6 teníamos el avión de vuelta a casa desde el aeropuerto JFK. Sin embargo, no fue el único vuelo que tomamos ese día. Por la mañana dimos un paseo en helicóptero para despedirnos de la Gran Manzana de una forma especial. Vimos con otra perspectiva: la estatua de la libertad, la Zona Cero, el Empire State, Central Park y otros lugares emblemáticos de la capital del mundo.

EL ARTE
Para terminar mi artículo de enero os voy hablar de mi visita al Museo Weisman, en Minneapolis. Fui con mi antiguo padre de acogida, Mark Richardson. Necesitaba una dosis de arte. Me recordó mucho al Guggenheim de Bilbao, ya que Frank Gehry fue el arquitecto de ambos museos. Aunque me lo esperaba más grande me gustó todo lo que vi. El cuadro que más me impresionó fue éste de Douglas Argue

¡Os espero dentro de un mes! Bueno, en menos tiempo ya que febrero sólo tiene 28 días, jeje. Saludos

Juanjo Buendía Risa desde Minnesota

CUARTO MES - New year in New York

CUARTO MES - New year in New York

En primer lugar, os pido disculpas por el retraso en la publicación de este artículo. Debería haberlo escrito entre el 29 o el 30 de diciembre, pero no pude porque me encontraba de vacaciones en la costa este de Estados Unidos.

MILWAUKEE
Todo empezó la mañana del sábado 19. Marga, Yessica, Guillermo, David, Juan Diego y volábamos a Washington desde Minneapolis. Pero por cosas del destino tuvimos que hacer escala en Milwaukee y pasar 24 horas allí, ya que una tormenta de nieve hizo que la capital del país cerrase su aeropuerto durante todo un día. Os preguntaréis dónde está Milwaukee, es normal, nosotros también lo hicimos. Se encuentra en el Estado de Wisconsin y como curiosidad, deciros que es la ciudad natal de William Harley y Arthur Davidson, los creadores de la marca de motocicletas.

CHICAGO
De Milwaukee íbamos a hacer escala en Kansas, pero por una equivocación del personal de nuestra compañía aérea acabamos en el aeropuerto de Chicago. Allí recordamos la película Solo en casa 2, donde Kevin (Macaulay Culkin) se equivoca de puerta de embarque y viaja a Nueva York.

WASHINGTON
Por fin llegamos a nuestro destino. La ciudad nos hizo recordar muchos largometrajes hollywoodenses, entre ellos La Busqueda, donde Nicolas Cage intenta salvar la Declaración de la Independencia. Visitamos los Archivos Nacionales para poderla leer con nuestros propios ojos, así como la Constitución y otros documentos históricos.

Nos costó encontrar la Casa Blanca, ya que estaba todo nevado (es un chiste malo, no tenéis que reír si no queréis). Visitamos los monumentos a Lincoln y a Washington. Vimos el edificio del FBI pero no nos encontramos con Mulder y Scully. Entramos en el Capitolio, y gracias a mi acento exótico pudimos disfrutar de una sesión del Senado, donde el demócrata John Kerry (quién perdió las elecciones frente a Bush en el año 2004) defendió su postura para instalar una sanidad pública en Estados Unidos.

Hablando de políticos, estuvimos en las tumbas de la familia Kennedy, en el cementerio de Arlington. La verdad es que impresiona. Aunque para impresión la que experimentamos en el Pentágono. Nada más salir de la boca del metro, un guardia nos apuntó con un rifle y nos hizo borrar las fotos que habíamos tomado en las escaleras del subterráneo.

PHILADELPHIA
El día 23 llegamos a casa de nuestros abuelitos de acogida, en Philadelphia. Una pareja muy adorable que nos abrió las puertas de su casa para que pasaramos la Noche Buena y el día de Navidad con ellos. Para nosotros fueron como Papa Noel y Mama Noel. Aunque la ciudad estaba repleta de nieve, pudimos pasar unos días cálidos y entrañables.

Visitamos la Campana de la Libertad y otros lugares donde se rodó La Busqueda, y después de llevar varios días hablando del film, lo vimos todos juntos delante del ordenador de los abuelitos. Fue muy divertido porque nos emocionábamos al reconocer los lugares donde habíamos estado apenas hace unas horas. Y siguiendo con el séptimo arte, os cuento que estuvimos en la estación de tren de la película Único testigo, de Harrison Ford, y subimos corriendo las escaleras de famoso boxeador Rocky (Sylvester Stallone).

Por otra parte, mi amigo Guillermo tuvo un pequeño problema con sus padres, quienes le llamaban sin obtener respuesta. Él les escribió el siguiente mensaje: “Estoy en la cárcel de Filadelfia, llamadme luego”. Sus padres se preocuparon bastante y le pidieron explicaciones. Guillermo les contestó: “Estoy VISITANDO una de las cárceles más antiguas de EE.UU. y ahora no puedo hablar porque el guía está explicando la celda de Al Capone”.

NEW YORK

Y llegó el plato fuerte del viaje, Nueva York, la capital del mundo para muchos. La verdad es que es una ciudad que no te deja indiferente, para bien o para mal. Allí me reencontré con Natalia y los gemelos, David y Rubén. Vimos la Estatua de la Libertad, el Empire State, el puente de Brooklyn, asi como otros famosos lugares de la metropolis. Fue una lastima no poder pasar la noche vieja en Times Square y ver bajar la famosa bola. Los accesos estaban cortados con controles policiales ya que hubo una amenaza terrorista. Así que compramos una docena de uvas y nos las comimos en Central Park. Allí, había una gran pantalla que retransmitía lo que pasaba en la plaza y donde vimos el videclip de Jay Z y Alicia Keys, en el que aparecen imágenes de New York. Aunque si queréis ver mis instantáneas podéis pinchar aquí.



LA PELICULA
Las distintas ciudades que visité después os las contaré en mi próximo artículo, ya que pertenecen al mes de enero. Lo que sí os digo es que en este largo viaje me he sentido como George Clooney en Up in the air, una película en la que el protagonista vuela de una ciudad a otra con bastante frecuencia, debido a su trabajo. Os la recomiendo, fui a verla a principios de diciembre con Yessica, Lidvinne y mi madre de acogida.

LA RELIGION
En todos los viajes surgen problemas y nosotros tuvimos desde el primer momento, con los vuelos cancelados; hasta el último día, que perdí dos aviones. Pero como siempre, cada problema tiene su solución y si hago un balance de mis navidades el resultado es positivo. Y eso que yo las empecé el 11 de diciembre, ya que celebré el Hannukah con mi familia de acogida. Espero que el balance de vuestras vacaciones haya sido también positivo.

¡Feliz 2010!

Juanjo Buendía
Todo bien desde Minnesota 

TERCER MES - Indian Summer

TERCER MES - Indian Summer

 

Este mes hemos podido disfrutar en Minnesota del indian summer; o como lo conocemos en España, el veranillo de San Martín (11 de noviembre). Una vez entrado el otoño y después de un gélido octubre, han llegado unos días cálidos y soleados que nos han dado energía para aguantar el duro invierno que se avecina.

EL ALOJAMIENTO - Uno de los puntos de mi contrato era la convivencia con dos familias distintas. Pues bien, el día de todos los santos me mudé a la otra casa de acogida. La familia actual es tan agradable como la de los Richardson. La madre se llama Beth Friend y la verdad es que hace honor a su apellido. Además, si la "hache" fuese una "ese" y estuviera delante de la "te", la traducción en castellano sería Mejor Amiga. En el hogar también viven el hijo, la abuela y el perro. Hablando de animales, en varias ocasiones he visto a ciervos paseando por delante de la casa.

Sé que suena mal si os digo que vivo en el sótano, pero… qué pensaríais si os cuento que está recién reformado; que son 50 m2 para mi solito; y que tengo mi propio cuarto de baño, una cama doble, un amplio armario, dos sofás, una tele, un escritorio y una mesa de ping pong… ¿qué os parece ahora?

EL IDIOMA - Mi abuela de acogida habla unas cinco lenguas, y como fue maestra de inglés ha decidido darme clases particulares tres días a la semana. Su hija Beth dice que "ella no lee libros, los devora. Además, cada día se lee el New York Times". La admiro. Cuántos quisiéramos llegar a los 92 años con una cabeza tan clara y amueblada.

EL TRANSPORTE - Aunque podría ir andando al trabajo desde mi nueva casa, prefiero ir en coche ya que se tarda menos y no se pasa frío. La familia tiene dos automóviles: uno lo conduce la madre y el otro, el hijo. Me han dicho que puedo usar este último, pero antes debo sacarme el carné internacional. Hasta entonces, me siento extraño cuando un adolescente de 16 años (el cual es mi alumno y mi hermano de acogida) me lleva al instituto cada día.

LA RELIGION - Hace unos meses recibí un correo electrónico que hablaba de un video que estaba arrasando en Youtube. Durante cinco minutos pude disfrutar de la original idea que tuvieron unos novios para tener un buen recuerdo de su boda. Lo gracioso del asunto fueron estas dos coincidencias: 1) El evento tuvo lugar este verano en Saint Paul, y mi antigua familia de acogida conocía a los novios y a muchos invitados; y 2) Mi amigo de Mallorca no sabía, cuando me envió el e-mail, que yo estaba viviendo en Minnesota.

Como podéis comprobar en la grabación, la persona que les casa es una mujer, y es que en Estados Unidos hay bastantes iglesias anglicanas. De hecho, hace un mes tuve la ocasión de asistir a una ceremonia episcopal. Resulta que una alumna latina nos invitó a su fiesta de quinceañera. En países como México, las adolescentes celebran el día que cumplen quince años de una manera muy especial: Se visten como princesas de cuento para este ritual que simboliza el paso de niña a mujer.

Continuamos con el tema de la religión. Algunos ya sabéis que mi familia de acogida actual es judía. Hay algunos hábitos con los que discrepo, sobre todo en el tema culinario: ¡No comen cerdo ni marisco! Sin embargo, hay otras cosas que todo ser humano debería practicar. Por ejemplo: durante la cena de mi primer Sabbath, cada persona contó a los presentes lo mejor que le había sucedido esa última semana. Si os paráis a pensar, cada día encontraréis, mínimo, una cosa buena. Hablando de valorar nuestra vida, este fin de semana celebramos el Día de Acción de Gracias. Es curioso, los estadounidenses terminan el mes de noviembre igual que lo empezaron: con una tradición secular relacionada con la cosecha.

Como el último artículo lo publiqué el 30 de octubre, no os pude contar nada sobre Halloween. Pero, ¿qué deciros que no sepáis? Que la palabra es una derivación de la expresión inglesa All Hallow’s Eve (Víspera de Todos los Santos); que la costumbre proviene de una festividad celta, la cual popularizaron los irlandeses cuando inmigraron a Estados Unidos; y que me gasté más de 40 dólares en caramelos, los cuales regalé a los niños disfrazados que llamaron a la puerta de los Richardson y preguntaron "¿truco o trato?".

EL TRABAJO - Pero aquí la gente no sólo regala golosinas. Un día recibí en el instituto un sobre anónimo con 20 dólares en su interior. Mi jefa me dijo que no me preocupara, que la gente aquí era muy generosa. Aún así, estuve toda una semana preguntándome quién podía ser el remitente. Incluso pensé en el padre de algún alumno mío, porque a veces los estudiantes vienen a mí para que les ayude con las conjugaciones verbales. Uno de ellos mejoró notablemente (su nota antes era 5/30 y después fue 20/30) y eso me enorgulleció. Hablando de orgullo, estos últimos días estoy dando clases de periodismo a los chavales. Estoy emocionado ya que vamos a publicar un pequeño periódico, jeje.

LA PELICULA - Parece que este mes, mis jefas y yo, nos hemos puesto de acuerdo para enseñar películas a nuestros alumnos. Carmen le puso Guantanamera a los chicos de nivel avanzado y Machuca a los principiantes; Rhonda,Voces Inocentes a la clase de inmersión; y yo, Volver al club de español. Os recomiendo todas ellas. Excepto la primera, el resto me emocionaron.

EL TEATRO - La semana pasada, el profesor de francés del instituto me invitó al teatro para ver Of Mice and Men, una de las obras más importantes de John Steinbeck, así como de la literatura norteamericana. Por otra parte, la familia de acogida de Guillermo (otro amity español) nos invitó ayer a la ópera de Hansel y Gretel, en Minneapolis. Allí, coincidimos con Rosa y Paula (dos amities más de España). Me quedé sin palabras. Bueno, me quedaron siete: ¡quiero volver a ver un espectáculo así!

EL DEPORTE - Mientras nosotros estábamos disfrutando de la representación, el Real Madrid perdía 1-0 contra el Barça. Pero francamente querida, me importaba un bledo quien ganase, ya que ahora me estoy centrando en mi propia carrera futbolística. Unos amigos de mi familia de acogida me invitaron a echar una pachanga. Guillermo también se animó. Pero éstos no eran unos simples aficionados, eran unos profesionales. Estuvimos dos largas horas corriendo sin descanso. Éstas eran una de las conversaciones que tuve con Guillermo durante el partido: G: "No sé si cada vez estoy más cansado o el terreno de juego es cada vez más grande".Yo: "Guillermo, acabamos de cambiarnos a un campo mayor". G: "Vaya hombre, ahora entiendo a Oliver y Benji".

EL VIAJECITO - Sin duda mi deporte favorito siempre ha sido el ciclismo, y aquí lo estoy practicando bastante. Supongo que me gusta tanto porque puedo ir viendo el paisaje. El sábado fui a casa de Rhonda en bicicleta y en el camino, pude disfrutar de una admirable puesta de sol en el lago Nokomis. Aquí podéis ver las instantáneas que tomé: yaquí, las fotografías del viaje de noviembre. A principios de mes fui con Claudia a Duluth, una de las ciudades más turísticas de Minnesota. Espero que os gusten y escribáis vuestros comentarios. Y para que no os excuséis diciendo que tenéis los dedos cruzados... os comunico que podéis descruzarlos ya que ¡tengo portátil nuevo! y os voy a poder escribir todos los meses.

¡Hasta la próxima!

 

Juanjo Buendía ㋡ desde Minnesota

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres